domingo, 17 de diciembre de 2017

Sobre él se posará el espíritu del Señor. Is 11, 1-3a



Saldrá un renuevo del tronco de Jesé, y de su raíz brotará un vástago. Sobre él se posará el espíritu del Señor: espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de fortaleza, espíritu de ciencia y de temor del Señor. (Is 11, 1-3a)


Cántico Dn 3, 58



Ángeles del Señor, bendecid al Señor,
alabadlo y ensalzadlo por los siglos.

viernes, 15 de diciembre de 2017

jueves, 14 de diciembre de 2017

miércoles, 13 de diciembre de 2017

Pensamientos. P. Vasco Pinto de Magalhães, SJ




Regalos o presentes de Navidad. En el buzón del correo hay dos sobres. Uno dice: "Acaba de tocarle a usted un automóvil. Venga a buscarlo". El otro dice: "Acaba de recibir usted la misión de prestar atención a las personas que sufren en su casa y de ayudar a quien tiene necesidades en su trabajo". ¡Verdaderamente, sólo el segundo sobre trae un presente de Navidad! En el primer sobre se añadía: "siéntase orgulloso". En el segundo: "no tenga miedo, la fuerza está en su interior".
P. Vasco Pinto de Magalhães, SJ

Dios Padre de Misericordia


Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo Padre de misericordia y Dios de todo consuelo; él nos consuela en todas nuestras luchas, para poder nosotros consolar a los que están en toda tribulación, mediante el consuelo con que nosotros somos consolados por Dios. Porque si es cierto que los sufrimientos de Cristo rebosan sobre nosotros, también por Cristo rebosa nuestro consuelo. (2 Co 1, 3-5)

martes, 12 de diciembre de 2017

Pensamientos. Madre Teresa de Calcuta


Como colaboradores de Jesús, una cosa que debemos aprender es cómo mostrar alegría. No necesitamos bombas o armas para llevar la paz al mundo. Necesitamos ese amor verdaderamente compasivo -una compasión y un amor que llevan la alegría y la paz-. El mundo tiene hambre de Dios. (OHFL, pp. 90-91)
Madre Teresa de Calcuta

Oración a la Virgen de Guadalupe por las vocaciones




Virgen de Guadalupe,
Evangelizadora de las Américas,
¡Madre de Dios, Madre de la Iglesia
y Madre Nuestra! Tú eres el orgullo
de nuestra gente. Jesús, tu Hijo, cambió
el agua en vino porque tú se lo pediste.
Te imploramos, Madre Misericordiosa,
que obtengas para nosotros todas las 
gracias que necesitamos de tu Hijo.
Intercede ante Él para que bendiga a las
Américas con muchas vocaciones al
sacerdocio, a la vida religiosa, al
matrimonio cristiano y a la vida laical.
Madre de Dios, ruega por nosotros ahora
y siempre.
Amén.

lunes, 11 de diciembre de 2017

Pensamientos. Maravillas de Jesús


Nuestros sufrimientos los encauza el Señor hacia donde quiere y, por un lado o por otro, siempre dan su fruto (C 5329)



Santa Madre Maravillas de Jesús

Himno. Laudes


De luz nueva se viste la tierra,
porque el Sol que del cielo ha venido
en el seno feliz de la Virgen
de su carne se ha revestido.

El amor hizo nuevas las cosas,
el Espíritu ha descendido
y la sombra del que todo puede
en la Virgen su luz ha encendido.

Ya la tierra reclama su fruto
y de bodas se anuncia alegría,
el Señor que en los cielos habita
se hizo carne en la Virgen María.

Gloria a Dios, el Señor poderoso,
a su Hijo y Espíritu Santo,
que en su gracia y su amor nos bendijo
y a su reino nos ha destinado. Amén.

sábado, 9 de diciembre de 2017

Bendición del belén - Adviento y Navidad. Benedicto XVI




Bendición del belén- Adviento y Navidad 

 


Dios, Padre nuestro,
tú has amado tanto a los hombres
que nos has mandado a tu Hijo único Jesús,
nacido de la Virgen María,
para salvarnos y guiarnos de nuevo a ti.
Te pedimos que, con tu bendición,
 estas imágenes de Jesús,
que está a punto de venir a nosotros,
sean en nuestros hogares
signo de tu presencia y de tu amor.
 Padre bueno,
bendícenos también a nosotros,
a nuestros padres,
a nuestras familias y a nuestros amigos.
Abre nuestro corazón,
para que recibamos a Jesús con alegría,
para que hagamos siempre lo que él nos pide
y lo veamos en todos
los que necesitan nuestro amor.
Te lo pedimos en nombre de Jesús,
tu Hijo amado,
que viene para dar al mundo la paz.
Él vive y reina por los siglos de los siglos.
Amén.

Benedicto XVI

Fuente: www.la-oracion.com P. Evaristo Sada, L.C.

Adviento con María: Camino de Belén

viernes, 8 de diciembre de 2017

Consagración a la Inmaculada compuesta por S. Maximiliano Kolbe

Consagración a la Inmaculada 
 S. Maximiliano Kolbe


"Oh Inmaculada, reina del cielo y de la tierra, refugio de los pecadores y Madre nuestra amorosísima, a quien Dios confió la economía de la misericordia.
Yo, N., pecador indigno, me postro ante ti, suplicando que aceptes todo mi ser como cosa y posesión tuya. A ti, oh Madre, ofrezco todas las dificultades de mi alma y mi cuerpo, toda la vida, muerte y eternidad. Dispón, también, si lo deseas, de todo mi ser, sin ninguna reserva, para cumplir lo que de ti ha sido dicho: "Ella te aplastará la cabeza", y también: "Tú has derrotado todas las herejías en el mundo".
Haz que en tus manos purísimas y misericordiosas me convierta en instrumento útil para introducir y aumentar tu gloria en tantas almas tibias e indiferentes, y de este modo, aumento en cuanto sea posible el bienaventurado Reino del Sagrado Corazón de Jesús. Donde tú entras oh Inmaculada, obtienes la gracia de la conversión y la santificación, ya que toda gracia que fluye del Corazón de Jesús para nosotros, nos llega a través de tus manos". Ayúdame a alabarte, oh Virgen Santa y dame fuerza contra tus enemigos."

Consagración de los sacerdotes al Inmaculado Corazón de María por Benedicto XVI

Consagración de los sacerdotes al
 Inmaculado Corazón de María

Benedicto XVI


María Inmaculada,
en este lugar de gracia,
convocados por el amor de tu Hijo Jesús,
Sumo y Eterno Sacerdote,
nosotros, hijos en el Hijo y sacerdotes suyos,
nos consagramos a tu Corazón materno,
para cumplir fielmente la voluntad del Padre.
Somos conscientes de que, sin Jesús,
no podemos hacer nada (Cf. Juan, 15, 5)
y de que, sólo por Él, con Él y en Él,
seremos instrumentos de salvación para el mundo.
Esposa del Espíritu Santo,
alcánzanos el don inestimable de salvación para el mundo.
Esposa del Espíritu Santo,
alcánzanos el don inestimable de la transformación en Cristo.
Por la misma potencia del Espíritu que,
extendiendo su sombra sobre ti,
te hizo Madre del Salvador,
ayúdanos para que Cristo, tu Hijo, nazca también en nosotros.
Y, de este modo, la Iglesia pueda ser renovada por santos sacerdotes,
transfigurados por la gracia de Aquel
que hace nuevas todas las cosas.
Madre de Misericordia,
ha sido tu Hijo Jesús quien nos ha llamado a ser como Él:
luz del mundo y sal de la tierra (Cf. Mateo 5, 13-14).
Ayúdanos con tu poderosa intercesión,
a no desmerecer esta vocación sublime,
a no ceder a nuestros egoísmos,
ni a las lisonjas del mundo,
ni a las tentaciones del Maligno.
Presérvanos con tu pureza,
custódianos con tu humildad
y rodéanos con tu amor maternal,
que se refleja en tantas almas consagradas a ti
y que son para nosotros
auténticas madres espirituales.
Madre de la Iglesia,
nosotros, sacerdotes,
queremos ser pastores
que no se apacientan a sí mismos,
sino que se entregan a Dios por los hermanos,
encontrando la felicidad en esto.
Queremos cada día repetir humildemente
no sólo de palabra sino con la vida,
nuestro "aquí estoy".
Guiados por ti, queremos ser apóstoles
de la Divina Misericordia,
llenos de gozo por poder celebrar diariamente
el Santo Sacrificio del Altar
y ofrecer a todos los que nos lo pidan
el sacramento de la Reconciliación.
Abogada y Mediadora de la gracia,
tú que estás unida a la única mediación universal de Cristo,
pide a Dios, para nosotros, 
un corazón completamente renovado,
que ame a Dios con todas sus fuerzas
y sirva a la humanidad como tú lo hiciste.
Repite al Señor
esa eficaz palabra tuya: "no les queda vino" (Juan 2,3),
para que el Padre y el Hijo derramen sobre nosotros,
como una nueva efusión, el Espíritu Santo.
Lleno de admiración y de gratitud
por tu presencia continua entre nosotros,
en nombre de todos los sacerdotes,
también yo quiero exclamar:
¿quién soy yo para que me visite
la Madre de mi Señor? (Lucas 1,43)
Madre nuestra desde siempre,
no te canses de "visitarnos",
consolarnos, sostenernos.
Ven en nuestra ayuda
y líbranos de todos los peligros
que nos acechan.
Con este acto de ofrecimiento y consagración,
queremos acogerte de un modo más profundo y radical,
para siempre y totalmente, en nuestra existencia humana y sacerdotal.
Que tu presencia haga reverdecer el desierto
de nuestras soledades y brillar el sol en nuestras tinieblas,
haga que torne la calma después de la tempestad,
para que todo hombre vea la salvación
del Señor, que tiene el nombre y el rostro de Jesús,
reflejado en nuestros corazones,
unidos para siempre al tuyo.
Así sea.

Oración del Santo Padre Francisco a la Virgen Inmaculada




Oh María, Madre nuestra,
hoy el pueblo de Dios en fiesta
te venera Inmaculada,
preservada desde siempre del contagio del pecado.


Acoge el homenaje que te ofrezco en nombre de la Iglesia que está en Roma y en todo el mundo.

Saber que Tú, que eres nuestra Madre, estás totalmente libre del pecado nos da gran consuelo.

Saber que sobre ti el mal no tiene poder, nos llena de esperanza y de fortaleza en la lucha cotidiana que nosotros debemos mantener contra las amenazas del maligno.

Pero en esta lucha no estamos solos, no somos huérfanos, porque Jesús, antes de morir en la cruz, te entregó a nosotros como Madre.

Nosotros, por lo tanto, incluso siendo pecadores, somos tus hijos, hijos de la Inmaculada, llamados a esa santidad que resplandece en Ti por gracia de Dios desde el inicio.

Animados por esta esperanza, hoy invocamos tu maternal protección para nosotros, para nuestras familias, para esta ciudad, para todo el mundo.

Que el poder del amor de Dios, que te preservó del pecado original, por tu intercesión libre a la humanidad de toda esclavitud espiritual y material, y haga vencer, en los corazones y en los acontecimientos, el designio de salvación de Dios.

Haz que también en nosotros, tus hijos, la gracia prevalezca sobre el orgullo y podamos llegar a ser misericordiosos como es misericordioso nuestro Padre celestial.

En este tiempo que nos conduce a la fiesta del Nacimiento de Jesús, enséñanos a ir a contracorriente: a despojarnos, a abajarnos, a donarnos, a escuchar, a hacer silencio, a descentrarnos de nosotros mismos, para dejar espacio a la belleza de Dios, fuente de la verdadera alegría.

Oh Madre nuestra Inmaculada, ¡ruega por nosotros!

SOLEMNIDAD DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN
ORACIÓN DEL SANTO PADRE FRANCISCO
Lunes 8 de diciembre de 2014

Feliz día de la Inmaculada Concepción


 
 Buenos días pequeñ@s escudos

¡Feliz día de la Inmaculada Concepción!

martes, 5 de diciembre de 2017

Oración por los sacerdotes



Pontificia y Real Universidad de Santo Tomás (Filipinas)

Señor Dios, Padre Nuestro, te damos gracias por los sacerdotes, que son un regalo y un signo de tu amor.

Ellos nos manifiestan tu corazón bueno y rico en misericordia, nos ofrecen la salvación de Jesús y nos ayudan a vivir en el Espíritu Santo.

Concédenos pastores según tu corazón, bendice a los seminaristas, y haz que no falten en la Iglesia niños y jóvenes que sigan la vocación sacerdotal. por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

El descendiente de David



Aquel día brotará un renuevo del tronco de Jesé, y de su raíz florecerá un vástago. (Is 11,1)

domingo, 3 de diciembre de 2017

Flores de amor para la Virgen María

Flores de amor para la Virgen María



Querid@s amig@s,

Vamos a seguir con nuestra tarea como Pequeñ@s escudos.

Recordad que a nuestra Madre le gusta mucho que ofrezcamos flores de amor a Dios en favor de nuestro sacerdote ¿Os acordáis, verdad? Se trata de pequeños sacrificios, obras de misericordia, etc. que hacemos a otras personas como ofrenda para conseguir ayuda y gracias para nuestro sacerdote.

Aquí van algunos ejemplos para estos días:

1) Voy a renunciar a los dulces y golosinas navideñas que me quieren comprar mis padres y les voy a pedir que compren comida para una familia pobre.

2) Voy a pedirles a mis papás que en lugar de gastar tanto dinero en un vestido lujoso para las fiestas me dejen llevar alguno de los sencillos que ya tengo y les voy a pedir que donen el dinero que pensaban gastarse en él a una familia pobre.


          dulces navideños - comida


                     vestido lujoso - ropa sencilla




Haciendo esto nos pareceremos más a Jesús y a María, los mejores ejemplos de amor y sencillez.

¡Seguro que estas flores de amor a Dios van a hacer muy felices a la Virgen María!


Corona de Adviento por nuestro sacerdote


Queridas familias escudo,

Al igual que el año pasado vamos a lanzar una propuesta especial de oración por nuestro sacerdote para este tiempo litúrgico, la Corona de Adviento.


La corona la hacemos entre todos los miembros de la familia. No importa cuán sencilla sea, siempre la podemos dibujar.

En esta Corona de Adviento vamos a pedir cada una de las semanas por una intención especial para nuestro sacerdote. Para ello, además de la oración que hacemos en conjunto cada noche cuando nos reunimos un ratito a orar, en estas semanas cada miembro de la familia puede colaborar a lo largo del día ofreciendo algo especial por la intención de cada semana para nuestro sacerdote: 

Aquí tenéis una preciosa propuesta de Rossy, de Ecuador.


Día 3: SOPRESA: Sorprender a alguien con un pequeño regalito, una flor, una planta, un dulce, una palabra cariñosa.
Día 4: BONDAD: Estar todo el día dispuesto para el otro.
Día 5: DIALOGAR: Hoy voy a atender con dedicación a cualquiera que me hable.
Día 6REZAR: Renunciar a un programa de TV para rezar por alguien para que prepare su corazón para Navidad.
Día 7INTERÉS: Esforzarme por demostrar interés por la necesidad del otro, en su mundo, en su trabajo.
Día 8: ALABANZA: Hoy voy a reconocer los éxitos de los demás.
Día 9: RECONCILIARME: Voy a estar dispuesto a dar el primer paso de aproximarme al que me ofendió, voy a confesarme.
Día 10: SACRIFICIO: Voy a realizar un pequeño sacrificio por amor.
Día 11: SERVIR: Estar atento a las necesidades de los otros.
Día 12: ORDEN: Hoy pongo en orden mi armario. 
Día 13: AYUNO: Hoy como con sobriedad.
Día 14: POR AMOR A ELLOS: Hoy visito alguna iglesia para rezar por nuestros familiares o amigos más necesitados.
Día 15: GENEROSIDAD: Preguntarme ¿qué puedo dar yo?
Día 16: AMABILIDAD: Ser amable aún cuando se presente algo inoportuno.
Día 17: ESCUCHAR: Con paciencia, aunque me repitan la misma historia
Día 18: COMPADECERSE: Apropiarme del sufrimiento de los otros, visitar a un enfermo, ayudar a un necesitado.
Día 19: ALEGRÍA: Quien se alegra con el otro multiplica su felicidad.
Día 20: COMPRENSIÓN: Con todos.
Día 21: PERDONAR: Las ofensas, ser consciente de mis límites.
Día 22: SALUDAR: A todos, con alegría, ofrecer ánimo.
Día 23: DESPEDIRSE: No salir de ningún lugar sin despedirme ofreciendo una sonrisa o una palabra amable. 

Esta es una propuesta de intenciones:

Semana 1

Vamos a pedir que esté siempre protegido de todo mal

Semana 2

Vamos a pedir el don de la perseverancia final en su vocación

Semana 3

Vamos a pedir que viva siempre con alegría el don recibido

Semana 4

Vamos a pedir que Jesús le conceda un corazón como el suyo



¡Acordaos de llevar la corona de Adviento a bendecir!

¡Un fuerte abrazo!



sábado, 2 de diciembre de 2017

Los sábados con la Virgen María. El Padre Nuestro VI


Feliz sábado niñ@s,

Esta es la frase del Padrenuestro de esta semana. Ánimo ya queda menos. Antes de Navidad habremos completado la oración.



Y aquí está la oración completa:


Padre nuestro que estás en el cielo
Santificado sea tu Nombre.
Venga a nosotros tu Reino
Hágase tu voluntad en la tierra
como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día
perdona nuestras ofensas
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación
y líbranos del mal.


Amén.

Adviento con María: Oración de Adviento

viernes, 1 de diciembre de 2017

La señal de la Cruz




Diario de Santa Faustina (580) Consuela Mi Corazón



La falta de confianza en Mi bondad es lo que mas Me hiere. Si Mi muerte no las ha convencido de Mi amor, ¿qué es lo que las convencerá?... Tú, dispensadora de Mi misericordia, habla al mundo entero de Mi bondad y con esto consolarás Mi Corazón. (Diario de Santa Faustina, 580)

miércoles, 29 de noviembre de 2017

Oración por las vocaciones



Oh Dios Todopoderoso y eterno
en tu inagotable amor has provisto
ministros para tu Iglesia.
Concédenos en nuestros días
excelentes y adecuados sacerdotes
para que sirvan y santifiquen a tu pueblo.
Inspira una respuesta generosa y valiente
en los corazones de tu pueblo,
para así aumentar el número de
ordenaciones sacerdotales.
Confirma y sostén a aquellos
que se han comprometido
a llevar a cabo la obra de Cristo,
el Buen Pastor,
predicando el Evangelio y uniendo
a tu Santo pueblo
en uno solo en Cristo.
Esto te lo pedimos en el nombre
de Cristo nuestro Señor.

Amén.

Oración a María, San Juan Pablo II



Santísima Virgen María, me abandono a ti
para que me dirijas y enseñes
la perfecta consagración de mi mismo a tu hijo.

Tú que eres inmaculada, haz de mí lo que quieras
para formarme a tu semejanza.

Que sea fiel en tu fe,
inquebrantable en tu esperanza,
ardiente de caridad en tu amor sin límites,
pobre en tu pobreza, humilde en tu humildad,
simple en tu simplicidad, dulce en tu dulzura,
puro en tu pureza, casto en tu virginidad,
silencioso en tu silencio, orante en tu oración continua,
obediente en tu obediencia, confiado en tu confianza,
sereno en tu serenidad, renunciado en tu abnegación,
gozoso en tu gloria.

Cualquier cosa que hagas te doy las gracias,
estoy dispuesto a todo, lo acepto todo para que la
voluntad de Dios se cumpla en mi y en todas tus criaturas.

martes, 28 de noviembre de 2017

Pensamientos. San Francisco de Sales


¿Cuándo piensas que nuestro Salvador hizo el mayor servicio a su Padre? Sin lugar a dudas que fue cuando estaba tendido en el árbol de la cruz, teniendo sus pies y manos horadados. Y, ¿cómo le servía? Sufriendo y ofreciendo sus sufrimientos.

San Francisco de Sales

Oración a San José