lunes, 31 de octubre de 2016

Semana especial de oración por nuestros sacerdotes para pequeñ@s escudos. 31 DE OCTUBRE


Buenas noches amig@s,

Ya sabéis que esta semana es especial ya que mañana martes celebramos el día de todos los Santos y el miércoles el día de los fieles difuntos.

En esta semana las puertas del cielo desean abrirse de una manera especial para acoger a muchas personas. Por eso es muy necesaria la oración por las personas que nos han dejado pero aún no han llegado al cielo.


Hoy traemos una propuesta distinta para vosotros que, como pequeñ@s escudos que sois, lleváis en vuestro corazón a todos los sacerdotes. 

Aunque tengáis el encargo de cuidar especialmente de un sacerdote, vamos a esforzarnos mucho esta semana por todos ellos:

1 Rezando por todos los sacerdotes para que sean santos y  cuando Dios les llame vayan al cielo directamente.

2 Pidiendo ayuda a los sacerdotes santos que ya están en el cielo para que desde allí ayuden a los que están luchando y trabajando duro aquí y ahora para ayudarnos a nosotros a ir al cielo. 

3 Ofreciendo actos de amor y sacrificios por los sacerdotes que aún no han llegado al cielo y necesitan mucho de nuestra ayuda.

Haciendo todas estas cosas la Santísima Virgen María, Madre de los sacerdotes, estará muy contenta.

Aquí van algunas ideas para llevar a cabo a lo largo de esta semana a ver qué os parecen:


Lunes 31 de octubre

Voy a elegir un santo o santa y voy a pedir su intercesión a favor de todos los sacerdotes 
(les pedimos que, ya que son nuestros amigos, supliquen a Dios por ellos) 



Martes 1 de noviembre

Voy a renunciar a jugar con juegos electrónicos y voy a leer un libro sobre la vida de algún sacerdote santo

Miércoles 2 de noviembre

Voy a ir a misa y a visitar a Jesús en el sagrario y voy a rezar por los sacerdotes que nos han dejado y aún no han llegado al cielo

Jueves 3 de noviembre

Voy a renunciar a la bollería industrial, chocolate, etc y comeré pan

Viernes 4 de noviembre

Voy a rezar la coronilla de la Misericordia por todos los sacerdotes

Sábado 5 de noviembre

 Voy a renunciar a las golosinas, snacks, refrescos, etc y comeré una manzana y beberé agua

Domingo 6 de noviembre 

Voy a renunciar a mi programa de televisión favorito y voy a ver una película sobre la vida de algún santo


Si estáis de acuerdo cada día vamos a recordar los propositos y pondremos vídeos, propondremos algún libro, oraciones, etc.

Muchas gracias pequeñ@s escudos

 ¡Que Dios os lo pague!

Os daré pastores según mi corazón


domingo, 30 de octubre de 2016

Evangelio de hoy


Jesus le dijo: "Hoy ha sido la salvación a esta casa, porque también éste es hijo de Abrahán. Porque el Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que estaba perdido."

(Lc 19, 9-10)

Laudes. Antífona


Alabad al Señor en el cielo. Aleluya

jueves, 27 de octubre de 2016

Pensamientos. San Rafael Arnáiz



Si por  encima de la frivolidad, si por encima de esa capa de falsa alegría con que el mundo oculta sus lágrimas, si por encima de la ignorancia de lo que es Dios, elevaran un poco los ojos a lo alto..., seguramente les ocurriría lo que al fraile de los nabos..., muchas lágrimas se enjugarían, muchas penas se endulzarían y muchas cruces  se amarían para poder ofrecerlas a Cristo.

San Rafael Arnáiz

Jueves sacerdotal. Letanías de los santos

Nosotros pecadores, te rogamos,
que te dignes conceder la paz y la unión a todo el pueblo cristiano.

miércoles, 26 de octubre de 2016

El ADN de la vocación

Pensamientos. Papa Francisco

La riqueza de ser pobre


Cuando somos generosos en acoger a una persona y compartimos algo con ella -algo de comer, un lugar en nuestra casa, nuestro tiempo- no nos hacemos más pobres, sino que nos enriquecemos.
Papa Francisco. Discurso, 25 de julio de 2013

martes, 25 de octubre de 2016

Diario de Santa Faustina (1784) ¡Cuánto deseo la salvación de las almas!





"¡Cuánto deseo la salvación de las almas! Mi querida secretaria, escribe que deseo volcar mi Vida Divina en las almas humanas y santificarlas, con tal de que quieran recibir mi Gracia. Los más grandes pecadores podrían alcanzar una gran santidad si solamente tuvieran confianza en mi Misericordia" (Diario de Santa Faustina Kowalska, 1784).

Pensamientos. Padre Pío de Pietrelcina


Recordemos que el Corazón de Jesús nos ha llamado no sólo para nuestra santificación, sino también para la santificación de otras almas. El quiere ser ayudado en la salvación de las almas (AP)

lunes, 24 de octubre de 2016

Oración Mariana. Madre del Redentor

Madre del Redentor


Madre del Redentor, Virgen fecunda,
puerta del Cielo siempre abierta,
estrella del mar,
ven a librar al pueblo que tropieza
y se quiere levantar.

Ante la admiración de cielo y tierra
engendraste a tu Santo Creador,
y permaneces siempre Virgen,
recibe el saludo del ángel Gabriel,
 y ten piedad de nosotros pecadores.

Amén

Papa: Los misioneros son gloria de la Iglesia


domingo, 23 de octubre de 2016

La justicia divina


No trates de sobornar al Señor, porque no lo aceptará;
no te apoyes en sacrificio injusto,
porque el Señor es juez,
y no tiene en cuenta el prestigio de las personas.
No hace acepción de personas en perjuicio del pobre,
pero escucha la oración del oprimido.
No desdeña la súplica del huérfano,
ni el lamento de la viuda.
Las lágrimas que corren por las mejillas de la viuda
son su clamor contra quien las provocó.
Quien sirve de buena gana, es bien aceptado,
y su plegaria sube hasta las nubes.
La oración del humilde atraviesa las nubes;
hasta que no llega a su término, él no se consuela.
No desiste hasta que el Altísimo le atiende,
hasta que juzga a los justos y les hace justicia.
El Señor no tardará,
ni tendrá paciencia con los impíos,
hasta quebrantar los lomos de los despiadados
y tomar venganza de las naciones,
hasta exterminar a los soberbios
y quebrar el cetro de los injustos,
hasta pagar a cada cual según sus acciones,
las obras de los hombres según sus intenciones,
hasta hacer justicia a su pueblo
y alegrarles con su misericordia.
Buena es la misericordia en tiempo de desgracia,
como nubes de lluvia en tiempo de sequía.

(Si 35, 14-24)

sábado, 22 de octubre de 2016

Los sábados con la Virgen María



Feliz sábado niñ@s,

Vamos a ver hoy una propuesta que seguro le agrada mucho a nuestra Madre del cielo, la Santísima Virgen María.

Como ya sabéis se avecina la festividad del Día de Todos los Santos (el próximo día 1 de noviembre). Vamos a ser valientes y, en lugar de celebrar un día tan precioso como hacen en muchos países con horribles disfraces que disgustan a Dios y ofenden a otras personas, vamos a decir a nuestra mamá o abuelita que nos confeccionen un precioso vestido digno de los Pequeñ@s escudos para lucir el día de todos los santos.

Veamos algunos ejemplos:

Niños:



Niñas:



Recordad amig@s: Los Pequeñ@s Escudos no celebran la fiesta de Haloween porque ni a Dios ni a la Virgen María les gusta. 

Vosotros podéis decir NO a las propuestas del mundo que son contrarias a las del cielo: 




Perdonadme niñ@s, se me ha hecho tarde publicando este artículo...

Papa Francisco: el pastor que se queda solo tiene siempre a su lado a Dios


jueves, 20 de octubre de 2016

Niños adoradores

Te damos gracias, Jesús, por el maravilloso ejemplo de muchos sacerdotes que son un modelo de perseverancia en su santa vocación.

Te pedimos por todos los sacerdotes ancianos y para que los jóvenes permanezcan también siempre fieles a su llamado.


Jueves sacerdotal



Para que los seminaristas de todos los seminarios del mundo se vayan preparando para el servicio ministerial a imagen del Buen Pastor y vivan con alegría y esperanza su camino.

Roguemos al Señor



martes, 18 de octubre de 2016

Oración. El Padre Nuestro


Oración por las vocaciones. JMOV 1996


Al Señor Jesús elevo mi ferviente súplica para obtener el don precioso de numerosas y santas vocaciones:

Señor, tú has querido salvar a los hombres y has fundado la Iglesia como comunión de hermanos, reunidos en tu amor.

Continúa pasando entre nosotros y llama a aquellos que has elegido para ser voz de tu santo Espíritu, fermento de una sociedad más justa y fraterna.

Alcánzanos del Padre celestial los guías espirituales que necesitan nuestras comunidades: verdaderos sacerdotes del Dios vivo que, iluminados por tu palabra, sepan hablar de ti y enseñar a hablar contigo.

Haz crecer tu Iglesia mediante un florecimiento de consagrados, que te entreguen todo, para que tú puedas salvar a todos.

Que nuestras comunidades celebren en el canto y en la alabanza la Eucaristía, como acción de gracias a tu gloria y bondad, y sepan caminar por los senderos del mundo para comunicar el gozo y la paz, dones preciosos de tu salvación.

Vuelve, Señor, tu rostro hacia la humanidad entera y manifiesta tu misericordia a los hombres y mujeres que en la oración y en la rectitud de vida te buscan sin haberte encontrado todavía: muéstrate a ellos como camino que conduce al Padre, verdad que hace libres y vida que no tiene fin.

Concédenos, Señor, vivir en tu Iglesia, con espíritu de fiel servicio y de total entrega, a fin de que nuestro testimonio sea creíble y fecundo.

Amén

lunes, 17 de octubre de 2016

Condiciones para seguir a Jesús


"Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros; como yo os he amado, amaos también unos a otros". 
(Jn 13,34)

Porque quien se avergüence de mí y de mis palabras, también el Hijo del hombre se avergonzará de él cuando venga en su gloria, en la de su Padre y en la de los santos ángeles.
(Lc 9, 26)

Pensamientos. Orígenes


Compañeros en el sufrir

Si hemos pasado de la muerte a la vida, al pasar de la infidelidad a la fe, no nos extrañemos de que el mundo nos odie. Pues quien no ha pasado aún de la muerte a la vida, sino que permanece en la muerte, no puede amar a quienes salieron de las tinieblas y han entrado, por así decirlo, en esta mansión de la luz edificada con piedras vivas.

Jesús dio su vida por nosotros; demos también nuestra vida, no digo por él, sino por nosotros mismos y, me atrevería a decirlo, por aquellos que van a sentirse alentados por nuestro martirio. Nos ha llegado, oh cristiano, el tiempo de gloriarnos. Pues dice la Escritura: Nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce constancia, la constancia, virtud probada, la virtud, esperanza, y la esperanza no defrauda, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones con el Espíritu Santo que se nos ha dado.

Si los sufrimientos de Cristo rebosan sobre nosotros, gracias a Cristo rebosa en proporción nuestro ánimo; aceptemos, pues, con gran gozo los padecimientos de Cristo, y que se multipliquen en nosotros, si realmente apetecemos un abundante consuelo, como lo obtendrán todos aquellos que lloran. Pero este consuelo seguramente superará a los sufrimientos, ya que, si hubiera una exacta proporción, no estaría escrito: Si los sufrimientos de Cristo rebosan sobre nosotros, rebosa en proporción nuestro ánimo.

Orígenes, Exhortación al martirio

domingo, 16 de octubre de 2016

Salmo 120 El auxilio me viene del Señor, que hizo el cielo y la tierra


 Salmo 120

Levanto mis ojos a los montes: ¿de dónde 
me vendrá el auxilio? El auxilio me viene 
del Señor, que hizo el cielo y la tierra.

No permitirá que resbale tu pie, tu 
guardián no duerme; no duerme ni 
reposa el guardián de Israel.

El Señor te guarda a su sombra, está a tu 
derecha; de día el sol no te hará daño, ni la 
luna de noche.

El Señor te guarda de todo mal, él guarda 
tu alma; el Señor guarda tus entradas y 
salidas, ahora y por siempre.


Lectura de la segunda carta del apóstol san Pablo a Timoteo


Querido hermano: Permanece en lo que has aprendido y se te ha confiado, sabiendo de quién lo aprendiste y que desde niño conoces la sagrada Escritura; ella puede darte la sabiduría que, por la fe en Cristo Jesús, conduce a la salvación. Toda escritura inspirada por Dios es también útil para enseñar, para reprender, para corregir, para educar en la virtud; así el hombre de Dios estará perfectamente equipado para toda obra buena. Ante Dios y ante Cristo Jesús, que ha de juzgar a vivos y muertos, te conjuro por su venida en majestad: proclama la palabra, insiste a tiempo y a destiempo, reprende, reprocha, exhorta, con toda paciencia y deseo de instruir.
(2 Tim 3, 14-17; 4-1-3)

sábado, 15 de octubre de 2016

Oración por los seminaristas


Espíritu Santo, que ungiste a Jesús
y lo llenaste de tus dones
para que anunciara el evangelio
y fuera nuestro Salvador.
Te pedimos, en unión con María,
que llenes de tu gracia
a los seminaristas,
y los ilumines con tu luz,
y les des tu fortaleza,
para que sean fieles a la vocación
y ofrezcan su vida como sacerdotes,
hombres de Espíritu,
y dignos del amor de Dios.
Te lo pedimos por Jesucristo
nuestro Señor. Amén.

Los sábados con la Virgen María. Tenemos una madre.

Buenas noches amig@s,

Hoy celebramos la fiesta de Santa Teresa de Jesús, una gran santa. ¿Sabíais que Santa Teresa de Jesús se quedó sin madre cuando tan sólo tenía 12 años? ¿Queréis saber lo que hizo?  Lo escribió ella misma de la siguiente manera:

"Me acuerdo que cuando murió mi madre, tenía yo doce años de edad, poco menos. Cuando yo comencé a entender lo que había perdido, afligida, me fui a una imagen de nuestra Señora y le supliqué, con muchas lágrimas, que fuese mi madre. Me parece que, aunque se hizo con simpleza, me ha valido; porque he hallado a esta Virgen soberana muy claramente en cuanto la he encomendado y al fin, me ha reconquistado" (V 1,7)

Santa Teresa era muy lista. Sabía que tenemos una madre que nos regaló Jesús, la Virgen María. Que es una madre que nos quiere y en cuyo corazón caben todas las personas. A todos nos acepta como hijos porque es la mejor madre y con el mismo amor que acogió a Jesús nos acoge ahora a nosotros. Le pidió con un corazón sincero que fuera su madre y ella la acogió desde ese momento y la acompañó durante toda su vida.

Queridos niñ@s, no lo olvidéis nunca. Tenemos una madre que está en el cielo y desde allí cuida de nosotros. Con ella podemos y debemos hablar todos los días y contarle todas nuestras cosas. Ella nos ayuda en todas nuestras necesidades. Acordaos de pedirle cuánto necesitéis pues ella está deseando ayudarnos. Mirad cuánto nos ama que aceptó que su Hijo Jesús entregara su vida por nosotros ¿no os parece suficiente prueba de amor?

Aquí tenéis un pequeño poema dedicado a todos aquellos niños que no tienen una madre.
 
 
Madre del Cielo

Nada temo madre,
pues aunque estás en el cielo
desde allí velas por mi.
Me sonríes cuando me despierto,
me besas cuando me duermo.

Si te busco te encuentro,
pues si miro a tu Hijo te veo a ti,
porque Él sin ti no está,
tú sin Él no estás.

Cuando recibo a tu Hijo en mi corazón 
a ti te acojo también,
porque Él sin ti no está,
tú sin Él no estás.

Nada temo,
una madre tengo en el Cielo.
Allí con tu Hijo estás,
y acompañado de los santos
y los ángeles
tu sonrisa veré,
tu abrazo recibiré,
y besos me darás.

Contigo y con Jesús viviré por siempre
porque Él sin ti no está,
tú sin Él no estás.

 ¡Qué guapa es nuestra madre!

jueves, 13 de octubre de 2016

miércoles, 12 de octubre de 2016

La justicia divina


No trates de sobornar al Señor, porque no lo aceptará;
no te apoyes en sacrificio injusto,
porque el Señor es juez,
y no tiene en cuenta el prestigio de las personas.
No hace acepción de personas en perjuicio del pobre,
pero escucha la oración del oprimido.
No desdeña la súplica del huérfano,
ni el lamento de la viuda.
Las lágrimas que corren por las mejillas de la viuda
son su clamor contra quien las provocó.
Quien sirve de buena gana, es bien aceptado,
y su plegaria sube hasta las nubes.
La oración del humilde atraviesa las nubes;
hasta que no llega a su término, él no se consuela.
No desiste hasta que el Altísimo le atiende,
hasta que juzga a los justos y les hace justicia.
El Señor no tardará,
ni tendrá paciencia con los impíos,
hasta quebrantar los lomos de los despiadados
y tomar venganza de las naciones,
hasta exterminar a los soberbios
y quebrar el cetro de los injustos,
hasta pagar a cada cual según sus acciones,
las obras de los hombres según sus intenciones,
hasta hacer justicia a su pueblo
y alegrarles con su misericordia.
Buena es la misericordia en tiempo de desgracia,
como nubes de lluvia en tiempo de sequía.

(Si 35, 14-24)