sábado, 30 de abril de 2016

Acerca del amor de Dios

Entonces aquel señor dijo:

- ¿Y hay muchos escudos oferentes?
- ¡Los que Dios quiere!
- ¡Qué bien! entonces ¿muchos han solicitado ya oración?
- Oh no, eso no. Ninguno.
- No comprendo...
-Si hay algo que caracteriza a los Escudos de Santa María son las virtudes de la Fe, Esperanza y Caridad. ¡Cuando Dios quiera!

Entonces el sacerdote agachó la cabeza y se fue.



"Yo quisiera ayudar pero como estoy enferma no puedo"
Un escudo 

“Misericordia y compromiso de vida son testimonio de nuestra fe en Cristo”

Los sábados con la Virgen María. Mes de mayo I


Buenos días Pequeñ@s escudos,

Mañana empieza el mes de mayo y aprovechando que hoy es sábado y tenemos un recuerdo especial para nuestra Madre María tengo una propuesta que espero os guste mucho.

Para los que no lo sabéis, el mes de mayo es un mes especial dedicado a la Virgen María. Es también el mes de las flores. Vamos pues a regalarle una flor cada día a la Santísima Virgen.

La flor que le podemos regalar puede ser una oración o frase de cariño más el ofrecimiento de un acto de amor por nuestro amigo sacerdote por el que estemos orando ¿os parece bien? Ya sé que rezáis todos los días por él pero lo vamos a acompañar de algo más especial como si fuera una flor.

Para esta primera semana del mes de mayo (y como ejemplo):

Domingo 1 de mayo 

"Toda tú eres hermosa Madre mía, te regalo esta rosa" 
Hoy ayudaré en casa a poner la mesa

Lunes 2 de mayo

"Esta flor te quiero dar aunque con tu belleza no se puede comparar" 
Hoy ayudaré a un compañero en la escuela

Martes 3 de mayo

"Hoy la flor es blanca como tu pureza virginal"
Hoy compartiré mis juguetes con otro niño

Miércoles 4 de mayo

"Muchas flores hay en mi jardín pero ninguna tan bonita como tú" 
Hoy ayudaré en casa a hacer la cena 

Jueves 5 de mayo

"Gracias Madre mía por ser la mamá de Jesús"

Hoy visitaré a Jesús en el sagrario y le diré que le quiero


Viernes 6 de mayo

"Doy gracias a Jesús por el regalo tan hermoso de tu amor, mi mamá María" 
Hoy le hablaré de ti a algún amigo que no te conozca

Sábado 7 de mayo

"Te doy las gracias porque las manos que abrazaron a Jesús me abrazan a mi también"
Hoy le hablaré a algún compañero de la escuela de Jesús


En fin, lo que cuenta es la intención, hagamos lo que podamos que ella lo acoge todo porque es una madre cariñosa y nos quiere como somos.






viernes, 29 de abril de 2016

Vidas de santos. Santa Catalina de Siena

29 de abril. Santa Catalina de Siena



Buenos días Pequeñ@s escudos,

En nuestra sección vidas de santos vamos a conocer a Santa Catalina de Siena.
Santa Catalina nació y creció en una familia cristiana muy numerosa. Desde que era muy pequeña sintió un amor muy grande hacia Jesús y hacia la Virgen María y le ofreció, sin decírselo a nadie, su vida a Jesús.

Cuando creció su madre le animó a casarse pero ella sólo deseaba vivir en soledad y amando a Jesús como su esposa así que cogió unas tijeras y se cortó su preciosa cabellera como señal de que le pertenecía a Él. Sus padres se dieron por vencidos y no la obligaron a casarse.

Santa Catalina tenía mucha amistad con Jesús a quien hablaba como si fuera un hermano más. Recibió muchas gracias místicas que son regalos especiales que Jesús da a algunas personas cuando quiere.

Se hizo terciaria dominica. Servía al Señor con mucha entrega atendiendo a los demás y haciendo el bien a los necesitados y los más pobres y se esforzaba en mejorar su formación espiritual ya que era una mujer sencilla y sin instrucción.

Santa Catalina escribió obras muy importantes pero nos dejó, sobretodo, su amor a la Iglesia.

Santa Catalina fue nombrada Doctora de la Iglesia el 4 de octubre de 1970.

¿Qué podemos aprender de ella?


La virtud de la fortaleza 



Y fortalezcamos también e nuestros sacerdotes con nuestros escudos de oración

A tratar con Jesús como nuestro amigo




A ayudar a los demás



A amar a la Iglesia




Niños, no lo olvidéis, vosotros también podéis ser santos como Santa Catalina

Muchas gracias por vuestras oraciones 

Oración. Cardenal Martini, SJ


En tus manos, Padre Santo y Misericordioso,
ponemos nuestra vida.
Tú nos la diste,
guíala y llénala de tus dones.

Tú estás a nuestro lado,
como roca sólida y amigo fiel,
aún cuando nos olvidamos de ti.
Pero ahora volvemos a ti.
Queremos agarrarnos
a la guía segura de tus manos,
que nos conducen a la Cruz.

Sentimos la necesidad de meditar
y de callar mucho,
sentimos también la necesidad
de hablar para darte gracias,
y para dar a conocer a todos los hombres
las maravillas de tu amor.

Nos separamos de ti, fuente de la vida,
y encontramos la muerte.
Tu Hijo sin embargo no se paró
ante el pecado y la muerte,
sino que con la fuerza del amor,
destruyó el pecado,
redimió el dolor, venció la muerte.

La Cruz de Cristo nos revela que tu amor,
es más fuerte que todo,
el don misterioso y fecundo,
que mana de la cruz,
es el Espíritu Santo,
que nos hace partícipes,
de la obediencia filial de Jesús.
Nos comunica tu voluntad
de atraer a todo hombre
a la alegría de una vida
reconciliada y renovada
por el AMOR.

Amén

Cardenal Martini, SJ

Francisco: Ignorar el sufrimiento del hombre es ignorar a Dios

jueves, 28 de abril de 2016

Jueves sacerdotal. Oración por las vocaciones.


Señor Dios, Padre nuestro,
gracias por los sacerdotes,
que son regalo
y signo de tu amor.
Ellos nos manifiestan
tu corazón bueno
y rico en misericordia,
nos ofrecen la salvación de Jesús
y nos ayudan a vivir
en el Espíritu Santo.
Concédenos pastores
según tu corazón,
bendice a los seminaristas,
y haz que no falten en la Iglesia
jóvenes que sigan
la vocación sacerdotal.

miércoles, 27 de abril de 2016

Papa: no coquetear con mundanidad espiritual

Venid benditos de mi Padre. Mt 25, 34-35


Entonces dirá el Rey a los de su derecha: "Venid benditos de mi Padre, recibid la herencia del Reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. Porque tuve hambre y me disteis de comer; tuve sed y me disteis de beber, era forastero y me acogisteis, estaba desnudo y me visitasteis, en la cárcel y acudisteis a mí." Entonces los justos le responderán: "Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te dimos de comer, o sediento y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos forastero y te acogimos, o desnudo y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel, y acudimos a ti?" Y el Rey les dirá: "Os aseguro que cuanto hicisteis a uno de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicisteis". Entonces dirá también a los de su izquierda: "Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre y no me disteis de comer, tuve sed y no me disteis de beber, fui forastero y no me acogisteis, estuve enfermo y en la cárcel, y no me visitasteis. Entonces dirán también éstos: "Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento o forastero o desnudo o enfermo o en la cárcel, y no te asistimos? Y él entonces les responderá: "Os aseguro que cuanto dejasteis de hacer con uno de estos más pequeños, también conmigo dejasteis de hacerlo." (Mt 25, 34-45)

martes, 26 de abril de 2016

Festividad San Rafael Arnáiz. 26 de abril


¡Qué intimidad tan grande la de Jesús  con los que lloran! ¿Benditas lágrimas, penas y enfermedades, que son nuestro tesoro, lo único que poseemos, que nos hace acercarnos a Jesús, ya que el poco amor que poseemos hacia Él, es tan flojo y débil que sólo no basta...!

San Rafael Arnáiz


¡Oh Dios! que hiciste a San Rafael un discípulo preclaro en la ciencia de la Cruz de Cristo, concédenos que, por su ejemplo e intercesión, te amemos sobre todas las cosas, y siguiendo el camino de la Cruz con el corazón dilatado, consigamos participar del gozo pascual.
Por Jesucristo nuestro Señor.
Amén

Pensamientos. Madre Teresa de Calcuta



El mayor pecado es la ausencia de amor o de caridad, la terrible indiferencia hacia el prójimo que al borde de la calle cae víctima de la explotación, la corrupción, la indigencia y la enfermedad.

Madre Teresa de Calcuta

Concurso. ¿Qué es un sacerdote para ti?


lunes, 25 de abril de 2016

Oración por las vocaciones. Día del Seminario 1993


Señor Jesús,
Apóstol del Padre,
que llamaste a tus discípulos
para que fueran apóstoles tuyos
hasta el final de la tierra,
convida a la misma vocación,
consagración y misión,
a nuevos jóvenes,
para que sean sacerdotes
en la Iglesia evangelizadora.
Que tus sacerdotes, Señor,
por su preparación y santidad,
con la ayuda del Espíritu Santo,
nos sirvan de apoyo y de guía
en el camino hacia Ti
y en todas las sendas
para el anuncio de Tu evangelio
a todas las gentes.

Ama e cambia il mondo

domingo, 24 de abril de 2016

Un mandamiento nuevo


Sacerdote

..............................................


Señor Jesús,

Tú que lloras por los pobres y desvalidos, por los desterrados,  las viudas y  los huérfanos, por los perseguidos por tu causa.
Tú que sufres por los enfermos y desconsolados.
Tú que das tu gracia a  los sencillos y humildes de corazón.
Tú que has querido ser amado en los que sufren, has escogido  a los que en este mundo son pobres y nos has dicho:
 “Pedid, y se os dará”
Ten Misericordia y pon tus purísimos ojos en este sacerdote cuyo nombre Tú pronunciaste, y por tu ardiente amor hacia la Santísima Virgen María, Madre tuya y Madre de los sacerdotes, te ruego lo guardes en tu Corazón traspasado, para que no sufra daño alguno y sea siempre fiel a su ministerio.
Santifícalo y dale la victoria sobre el enemigo.
Y aunque nada soy y nada tengo, te suplico aceptes por él lo poco que puedo ofrecerte: los pequeños o grandes sufrimientos y sacrificios de cada día, mi enfermedad, mi dolor, mi humilde oración,  mi soledad y tristeza, mi pobreza y mi sincero amor

Amén



"Os doy un mandamiento nuevo: 
que os améis unos a otros; como yo os he amado, 
amaos también unos a otros"
(Jn 13,34)

Escudos oferentes

Cántico Dn 3, 62



Sol y luna, bendecid al Señor,
alabadlo y ensalzadlo por los siglos.

sábado, 23 de abril de 2016

Los sábados con la Virgen María


Oración de Marta Robin. Oh Madre de Misericordia

Oh Madre de Misericordia



"Sed socorro y apoyo de los afligidos, consuelo de los que lloran, curación de los enfermos, os lo suplico, oh María. Vos que sois la hija predilecta de Dios Padre, la Madre inmaculada de Dios Hijo, la esposa del Espíritu Santo, que el Arcángel proclama llena de gracias, sed nuestra abogada, pedid misericordia por los pecadores.

Oh María, sed la estrella que me guía, mi luz en la oscuridad, mi fortaleza ante las pruebas, mi refugio en el dolor. Oh, María, llena de misericordia, madre mía, no me abandonéis nunca. Obtenme pronto poder compartir vuestra felicidad en la felicidad de los Ángeles y los Santos.

¡Oh Virgen!, más pura que el Cielo, protegedme y proteged a mi querida familia, a todos tus hijos, llenadles de vuestros favores, adornadles con vuestras virtudes. Vos, que sois nuestra abogada, pedid misericordia para vuestros pecadores."


 Marta Robin (1902-1981), mística católica francesa, fundadora de los Foyers  de Charité 

viernes, 22 de abril de 2016

El Espíritu Santo trabaja en la oración y en el dolor. P. Evaristo Sada, L.C.


El Espíritu Santo trabaja en la oración y en el dolor

Veo morir a un padre y amigo. Su cuerpo no da para más. Se va apagando poco a poco. Mucho sufrimiento y mucha paz. Su rostro: sereno pero parece que quiere llorar. Lo que pasa en su interior en estos momentos: un misterio. Su comunicación con nosotros es ya muy limitada, pero tengo la certeza de que su intimidad con cristo crucificado es inmensa. Me imagino a Jesús tomándole la cabeza y recostándolo sobre su pecho, mientras le dice: Has combatido bien tu combate, has corrido hasta la meta, has mantenido la fe (cfr. Tim. 4,7), pronto descansarás en mis brazos para toda la eternidad.

El trabajo del Espíritu Santo

¿Qué es la vida? Es el tiempo de que dispone el Espíritu Santo para modelarnos conforme a la imagen de Cristo. Su trabajo en nosotros consiste en santificarnos: hacernos como Cristo. Algunos encarnan de manera especial la humildad de Cristo, otros la caridad, otros la mansedumbre, otros la pobreza, otros la obediencia...Hay momentos de la vida en que Él nos concede identificarnos con el Cristo maestro, otros con el Cristo amigo, otros con el cristo compasivo, otros con el Cristo triunfante...

El Espíritu Santo siempre nos conduce a Cristo

Como mi hermano sacerdote que tengo delante: un hombre que durante su vida se ha distinguido por la bondad y la caridad; a través de él he conocido y experimentado la caridad de Cristo. En un período de su vida el sufrimiento moral le ayudó a identificarse con el Cristo paciente y humilde. Y en esta última etapa de su carrera, mientras completa en su carne lo que falta a la pasión de Cristo (cfr. Col 1,24) veo en él al Cristo doliente. Qué paz terminar la vida pudiendo decir: "Para mí el vivir es Cristo" (Flp 1,21) "La gracia no ha sido estéril en mí" (1 Cor 15,10)

En nuestra pequeñez no podemos alcanzar ni de lejos la belleza y la perfección de Jesucristo. Él es el hombre perfecto y Su imagen es el proyecto del Padre para nosotros. El Espíritu Santo como agua purísima que corre por el cosmos entero, perfeccionándolo, nos arrastra con su corriente hacia Cristo: "Camino, verdad y vida" (Jn 14,6). Quien se deja guiar por Él avanza siempre en esa dirección. El Espíritu Santo siempre nos conduce a Cristo.

El Espíritu Santo requiere nuestra colaboración

Para que pueda hacer su labor de transformación, el Espíritu Santo requiere nuestra colaboración. A veces trabajamos mucho en el cultivo de la virtud, a veces es sólo cuestión de abandono y de dejarnos modelar, las almas generosas hacen las dos cosas y además se despojan del hombre viejo, de todo aquello que no sea conforme al Modelo, para revestirse del hombre nuevo (Ef 4,22).

El Espíritu Santo trabaja sobre todo en los tiempos de oración y de dolor.

Los espacios reservados exclusivamente a la oración y, misteriosamente, también las horas de dolor, son el tiempo en que el Espíritu Santo suele actuar con más intensidad. Para trabajar, el Espíritu Santo, el Escultor, necesita que seamos generosos y le demos tiempo en la oración; mejor si tenemos al Modelo delante: Cristo Eucaristía. Y cuando llegue la hora del dolor: dejarnos modelar con paciencia y fortaleza, que hace falta más fortaleza para recibir el golpe que para el ataque.

Los modos del Espíritu Santo

Sus modos ya los conocemos: cuando se mueve como brisa suave, cuándo como viento impetuoso. Así es Él, su estilo es de ordinario el de la gota paciente que modela la roca, pero también tiene formas rigurosas y golpea con fuerza donde más duele con tal de realizar su proyecto. Como el alfarero: a veces hiende el barro con firmeza, a veces lo acaricia de forma extremadamente delicada. Lo que queda claro es que el Amor en persona lo hace todo con amor; no sabe, no puede hacerlo de manera diferente. Esta certeza, incluso a veces entre brumas, llena el alma de conforto y de confianza filial. 

Y después del combate: la vida eterna en los brazos del Padre: "Ven siervo bueno y fiel, entra al gozo de tu Señor" (Mt 25,23) Y entonces adquiere pleno sentido la exhortación de San Pedro: "Estad alegres cuando compartís los padecimientos de Cristo, para que, cuando se manifieste su gloria, reboséis de gozo." (1P 4,13)

Nuestro agradecimiento al P. Evaristo Sada, L.C.
Fuente: www.la-oración.com/blog 

jueves, 21 de abril de 2016

Oración por las vocaciones. Día del Seminario 2002


Dios Padre bueno,
que en tu Providencia amorosa
cuidas de los hombres,
te rogamos que siembres
con abundancia
en el campo de la Iglesia
la semilla de la vocación sacerdotal.
Que sea acogida con alegría
en corazones nobles y generosos,
que madure en el Seminario
y que los nuevos sacerdotes
sean para nuestro mundo,
con su palabra y ejemplo,
semillas de esperanza
y testigos de tu amor.
Por Jesucristo nuestro Señor, Amén.

Jueves sacerdotal


Acompaña a todos los que trabajan cerca del Papa,

para que sean colaboradores fieles y competentes que le ayuden al buen gobierno de la Iglesia.

Señor, escucha nuestra oración.

miércoles, 20 de abril de 2016

Carta a Jesús




Querido Jesús,

Ya ha llegado la primavera. Te doy las gracias por las flores, los pajaritos y el sol. Quiero pedirte por todos los niños que van recibirte por primera vez en su corazón en la Sagrada Comunión y sus papás sufren porque no pueden comprar un vestido precioso ni hacer una gran celebración. Haz que todos los padres comprendan que lo que a la Virgen María y a ti os gusta es la austeridad y la sencillez y encontrar un corazón limpio lleno de amor a ti y vivir con alegría este encuentro maravilloso.

Te quiero






Pensamientos. San Vicente de Paúl


Ser diferente es normal. Todos somos Hijos de Dios

martes, 19 de abril de 2016

Oración por las vocaciones



Oh Dios Todopoderoso y eterno
en tu inagotable amor has provisto
ministros para tu Iglesia.
Concédenos en nuestros días
excelentes y adecuados sacerdotes
para que sirvan y santifiquen a tu pueblo.
Inspira una respuesta generosa y valiente
en los corazones de tu pueblo,
para así aumentar el número de
ordenaciones sacerdotales.
Confirma y sostén a aquellos
que se han comprometido
a llevar a cabo la obra de Cristo,
el Buen Pastor,
predicando el Evangelio y uniendo
a tu Santo pueblo
en uno solo en Cristo.
Esto te lo pedimos en el nombre
de Cristo nuestro Señor.

Amén.

lunes, 18 de abril de 2016

Dios escucha la voz de los oprimidos

En aquel tiempo, tomando Jesús la palabra, dijo: "Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios e inteligentes, y se las has revelado a la gente sencilla. Sí, Padre, pues tal ha sido tu beneplácito" (Mt 11, 25-26).




"El despreciado de este mundo es el preferido del Dios amor"

Gustavo Gutiérrez. Hablar de Dios desde el sufrimiento del inocente

Síganme. Padre Alejandro García,LC



Precioso
 Gracias Padre Alejandro por decir SI al Señor

Pensamiento. Don Bosco


Quien quiera pasar por buen católico, debe cuidarse de los que hablan mal de la religión, de sus Ministros y especialmente del Papa. Es mal hijo quien critica a su padre. Don Bosco (III, 607). 

“¡Padre, en tus manos me encomiendo!”

sábado, 16 de abril de 2016

Oración a Santa María, Madre de los Sacerdotes


Santa María, Madre de los Sacerdotes
Santa María, llena de gracia,
Madre del Redentor, luz del mundo.
Madre de todos nosotros,
y de los que no conocen la Verdad.

Salve, Madre de Cristo Sacerdote y víctima
y, en él, Madre de los sacerdotes
y madre de la misión.

Intercede por ellos, Santa Madre de Dios,
para que a imagen de Jesucristo,
sean fieles a la gracia, al Evangelio y a la predicación.
Que encendidos en amor por las almas,
a ejemplo del Buen Pastor conduzcan
a su pueblo por los caminos
de la oración, de la Eucaristía y del perdón.

Socórrelos en su ministerio,
Virgen bendita, que sean para su pueblo
como la semilla de mostaza, pequeñita, humilde,
pero que da cosecha frondosa de santidad;
como la levadura, fermento de reconciliación y de esperanza.

Ruega por los sacerdotes, Santa Madre de Dios,
para que se dejen conquistar por Cristo,
y sean uno con Él, mensajeros de la esperanza y de la paz.

Amén

Dedicada a Fray Guillermo Santomé, O.P.

Los sábados con la Virgen María. Un minuto con Francisco- María es nuestra madre


Buenos días Pequeñ@s escudos,

Hoy vamos a ver un precioso vídeo que nos ayudará a conocer y amar más a nuestra madre, la Virgen María.

¡Espero que os guste!

                      Gracias por vuestras oraciones