lunes, 21 de agosto de 2017

Oración. Thomas Merton



Señor y Dios mío, no tengo ni idea de adónde voy.
No veo el camino que se abre ante mí.
No puedo saber con certeza dónde terminará.
Tampoco me conozco realmente a mí mismo.
Y el hecho de pensar que estoy cumpliendo tu voluntad,
no significa que la esté cumpliendo realmente.
Pero creo que el deseo de agradarte, de hecho te agrada;
y espero tener ese deseo en todo cuanto hago.
Espero no hacer nunca nada que se aparte de ese deseo;
y sé que si lo hago así,
tú me llevarás por el camino recto,
aun cuando puede que yo no lo sepa.
Por eso confiaré siempre en ti, aunque parezca estar perdido
y en las sombras de muerte.
No he de temer, pues tú estás siempre conmigo
y jamás vas a dejarme sólo frente al peligro.

Thomas Merton

Pensamientos. Papa Francisco


El Señor está vivo y quiere que lo busquemos entre los vivos; después de haberlo encontrado, invita a cada uno a llevar el anuncio de Pascua, a suscitar y resucitar la esperanza en los corazones abrumados por la tristeza, en quienes no consiguen encontrar la luz de la vida; ¿hay tanta necesidad de ella hoy!
Olvidándonos de nosotros mismos, como siervos alegres de la esperanza, estamos llamados a anunciar al Resucitado con la vida mediante el amor; si no es así, seremos un organismo internacional, con un gran número de seguidores y buenas normas, pero incapaz de apagar la sed de esperanza que tiene el mundo.
Papa Francisco

domingo, 20 de agosto de 2017

Pensamientos. Padre Pío de Pietrelcina



¿Has visto algún campo de trigo en plena madurez? Podrás observar que algunas espigas son altas y vigorosas; otras, en cambio, están dobladas hacia el suelo.
Prueba a coger las altas, las más vanidosas, y verás que están vacías; si, por el contrario, coges las que están más bajas, las más humildes, verás que están cargadas de granos.
De esto podrás concluir que la vanidad es algo vacío. (CE, 62)
Padre Pío de Pietrelcina

Salmo 22 El Buen Pastor


El Señor es mi Pastor, nada me falta:
en verde praderas me hace recostar;

me conduce hacia fuentes tranquilas
y repara mis fuerzas;
me guía por el sendero justo,
por el honor de su nombre.

Aunque camine por cañadas oscuras,
nada temo, porque tú vas conmigo:
tu vara y tu cayado me sosiegan.

Preparas una mesa ante mí,
enfrente de mis enemigos;
me unges la cabeza con perfume,
y mi copa rebosa.

Tu bondad y tu misericordia me
acompañan
todos los días de mi vida,
y habitaré en la casa del Señor
por años sin término.

(Sal 22)

sábado, 19 de agosto de 2017

No impidáis a los niños acercarse a mí



Santa Teresa de Jesús. Nada te turbe


NADA TE TURBE

Nada te turbe
nada te espante, 
todo se pasa,
Dios no se muda;
la paciencia
todo lo alcanza;
quien a Dios tiene 
nada le falta:
Sólo Dios basta.
Eleva tu pensamiento,
al cielo sube,
por nada te acongojes,
nada te turbe.
A Jesucristo sigue
con pecho grande,
y, venga lo que venga,
nada te espante.
¿Ves la gloria del mundo?
Es gloria vana;
nada tiene de estable,
todo se pasa.
Aspira a lo celeste,
que siempre dura;
fiel y rico en promesas,
Dios no se muda.
Ámala cual merece
bondad inmensa;
pero no hay amor fino
sin la paciencia.
Confianza y fe viva
mantenga el alma,
que quien cree y espera
todo lo alcanza.
Del infierno acosado
aunque se viere,
burlará sus furores
quien a Dios tiene.
Vénganle desamparos,
cruces, desgracias;
siendo Dios tu tesoro,
nada te falta.
Id, pues, bienes del mundo;
id dichas vanas;
aunque todo lo pierda,
sólo Dios basta.

Santa Teresa de Jesús

Los sábados con la Virgen María. Padre Pío de Pietrelcina


No os entreguéis tan intensamente a la actividad de Marta que olvidéis el silencio y el abandono de María. La Virgen, que concilia tan perfectamente ambas cosas, os sirva de dulce modelo y de inspiración. (CE, 45)
Padre Pío de Pietrelcina

viernes, 18 de agosto de 2017

Pensamientos. Maravillas de Jesús



En la cruz es donde más se logra la unión con Cristo nuestro Bien (C 4626)
Maravillas de Jesús




Oración por las vocaciones. JMOV 2002



Padre Santo: mira nuestra humanidad,
que da los primeros pasos en el camino del tercer milenio.

Su vida sigue marcada fuertemente todavía
por el odio, la violencia, la opresión,
pero el hambre de justicia, de verdad y de gracia,
encuentra espacio en el corazón de tantos,
que esperan la salvación,
llevada a cabo por Ti, por medio de tu Hijo Jesús.

Necesitamos mensajeros animosos del Evangelio,
siervos generosos de la humanidad sufriente.
Envía a tu Iglesia, te rogamos,
presbíteros santos, que santifiquen a tu pueblo
con los instrumentos de tu gracia.

Envía numerosos consagrados
que muestren tu santidad en medio del mundo.

Envía a tu viña, santos operarios
que trabajen con el ardor de la caridad
y, movidos por tu Espíritu Santo,
lleven la salvación de Cristo
hasta los últimos confines de la tierra.

Amén

jueves, 17 de agosto de 2017

Niños adoradores


Buenos días Jesús, Estoy aquí y te llamo...

Quisiera contarte algunas cosas ahora que estamos solos pero antes quiero decirte que te quiero, que eres mi amigo de verdad. 

Gracias por dar tu vida por mi.  
Gracias por estar aquí en el sagrario. 
Gracias por haberme creado. 
Gracias por todo lo que me das. 
Gracias por quererme tanto. 
Gracias porque siempre me escuchas. 
Gracias por cuidar de mi. 
Gracias porque si no tuviéramos sacerdotes no estarías aquí en el sagrario. 

Mejor no te cuento nada, Tú lo sabes todo. 

Sólo venía a decirte que te quiero.