lunes, 23 de abril de 2018

La fuerza de los pobres está en su oración


La fuerza de los pobres está en su oración

Dios escucha la oración de los niños


Oración por las vocaciones a la Orden de Predicadores



Bendito eres Tú, Padre,
porque llamas a cada uno por su nombre
y nos invitas a emprender
una manera más personal y consciente de seguirte.

Bendito eres, Tú Padre,
por interpelarnos en lo profundo y radical de nuestra vida
y por liberarnos de nuestras seguridades falsas
y de nuestros ídolos secretos que construimos sin cesar.

Bendito eres, Padre,
porque nos das el Espíritu, el único que puede convertirnos,
el único que puede atravesar nuestros pensamientos,
el único que puede darnos un corazón de hijos
según el Corazón de tu Hijo Jesús.

Señor, tú conoces nuestras necesidades,
sabes que este mundo necesita brazos
para seguir predicando tu Buena Noticia.
Escucha nuestra oración
y haz que cada día sepamos responder a tus llamadas.

Para que siempre haya corazones jóvenes
dispuestos a seguir la llamada del Señor
y dedicar su vida al servicio de los hombres,
siendo testigos de esperanza.
Oremos

Para que cada comunidad cristiana
sea un auténtico cauce por el que el Señor invite a los jóvenes
a dar una respuesta valiente a su llamada.
Oremos

Para que cada dominico y dominica
viva con profunda alegría su vocación,
y sea testigo del amor de Dios para los que le rodean,
especialmente los más necesitados.
Oremos

domingo, 22 de abril de 2018

Oración por los sacerdotes



Pontificia y Real Universidad de Santo Tomás (Filipinas)

Señor Dios, Padre Nuestro, te damos gracias por los sacerdotes, que son un regalo y un signo de tu amor.

Ellos nos manifiestan tu corazón bueno y rico en misericordia, nos ofrecen la salvación de Jesús y nos ayudan a vivir en el Espíritu Santo.

Concédenos pastores según tu corazón, bendice a los seminaristas, y haz que no falten en la Iglesia niños y jóvenes que sigan la vocación sacerdotal. por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Oración por las vocaciones


Señor Jesús

Tú fuiste enviado por el Padre

para salvar al mundo y mostrar el amor de Dios al mundo.

Tú cumpliste la promesa del Padre

"os daré pastores según mi corazón"
siendo el Buen Pastor que conoces a tus ovejas,
la llamas a cada una por su nombre,
las haces recostar en verdes praderas,
las conduces hacia fuentes tranquilas y reparas sus fuerzas,
las guías por el sendero justo,
vas en busca de las que se pierden y las llevas sobre tus hombros,
las amas y das la vida por ellas.
De este modo,
con tus palabras, con tus gestos y con tus signos
fuiste haciendo palpable, visible y concreto
el amor de Dios al mundo,
que llegó hasta el extremo con tu muerte en la Cruz.

Tú, al ver a las gentes, te compadecías de ellas

porque andaban como ovejas sin pastor
y llamaste a tus apóstoles
para que en tu nombre continuaran tu obra.
Y has seguido llamando a muchos otros a lo largo de la historia.

Por eso, al ver las necesidades de la Humanidad de hoy,

al ver que también hoy hay gentes que de múltiples maneras 
andan extraviadas como ovejas sin pastor,
te pedimos sigas llamando a muchos jóvenes y a través de ellos,
Tú te sigas manifestando como el Buen Pastor
que pasas haciendo el bien,
que amas inmensamente a los hombres y mujeres de hoy,
y que das la vida por ellos.

Que tu Madre, que te concibió por obra del Espíritu Santo,

te llevó en su seno, te dio a luz y te recostó en un pesebre,
te vio crecer en estatura, sabiduría y gracia,
que conservaba y meditaba todo en su corazón,
que estuvo contigo al pie de la Cruz
y Tú nos entregaste como Madre,
mueva el corazón de muchos jóvenes
a responderte generosamente por este camino.

sábado, 21 de abril de 2018

Los sábados con la Virgen María. Cuando seas mayor aprenderás a rezar

Cuando seas mayor...



Querid@s niñ@s y familias,

Vamos a retomar hoy nuestra sección Los sábados con la Virgen María hablando de algo muy importante, la oración.

En los Escudos de Santa María nos encontramos muchas veces con personas que consideran que los niños no son capaces de orar y tenemos que oir frases como esta: "es un niño muy pequeño, sólo tiene cinco años, no sabe rezar..."

Esto es terrible y desgraciadamente muy habitual. Es, también, un fallo muy grande que cometemos los mayores, esto es, creer que a los niños hay que enseñarles a rezar, a amar a Dios y a la Virgen María a partir de cierta edad y, peor aún, sólo en la catequesis de la parroquia, delegando en otras personas las tareas propias de los padres.

Esto entristece mucho a nuestra Madre, la Virgen María. Ella enseñó a su Hijo Jesús a rezar desde que nació y Jesús vió a sus padres rezar siempre puesto que ellos oraban siempre, en todo momento. La Virgen María y San José hacían de su vida una oración constante.

Mi abuelo me decía "cuando tu padre era pequeño le decía esto: cuando seas mayor comerás huevo" ¿qué quiere decir esto? Quiere decir que en ese momento había escasez de alimentos a causa de la guerra y comer un huevo era un privilegio reservado al padre de familia ya que tenía que trabajar duro para sacar a la familia adelante y tenía que alimentarse bien. Los niños, si querían huevo tenían que esperar a hacerse mayores.

De la misma manera ahora hay padres que dicen "cuando seas mayor aprenderás a rezar" que es lo mismo. Sin embargo, a veces a estos padres no les parece que el niño sea pequeño para apuntarle a clases de matemáticas con un método famoso para niños/bebé, o a clases de idiomas desde la guardería porque ya se sabe que los niños, cuanto más pequeños, mejor aprenden un idioma...

Queridos niños y queridos papás: a orar se aprende desde que se nace, primero con el ejemplo de los padres o abuelos, tíos... y rezando en familia, bendiciendo la mesa antes de comer, etc.

Niños, no tengáis miedo de pedir a vuestros padres que os enseñen a rezar, si ellos no pueden por cualquier causa, pidámosles libros adaptados a nuestras edades que nos pueden ayudar mucho, películas acerca de la vida de Jesús, entrar un momento en la iglesia a saludar a Jesús y a la Virgen María, etc. y después, en cuanto podáis, podréis acudir con vuestros padres o algún familiar a vuestra parroquia y apuntaros a la catequesis y todas las actividades que podáis para continuar vuestra formación en la Fe.

No hay que perder la esperanza, si nada de esto es posible, hablemos con la Virgen María. Ella escucha nuestro corazón ¿os acordáis? Donde está Jesús está la madre y Jesús está en nuestro corazón. Ella no se va a olvidar de nosotros porque somos sus hijos y acudirá en nuestra ayuda.

Haciendo esto haremos muy feliz a nuestra Madre, la Santísima Virgen.


No lo dudéis niñ@s:


Son vuestras oraciones 
preciosas ofrendas de amor 
que los ángeles del cielo suben 
hasta el trono de Dios.    

Oración. San Juan Pablo II


viernes, 20 de abril de 2018

Pensamientos. San Pedro Julián Eymard



¿Qué es la eucaristía? Es el don supremo del amor, Es Jesucristo que se pone a disposición del hombre hasta el fin del mundo. Y esto sin condiciones, sin otra defensa que su amor. (PE 3, 16)
San Pedro Julián Eymard

Cor Iesu: Mi confianza es tu Corazón

jueves, 19 de abril de 2018

Jueves sacerdotal


Oh Dios,


Aumenta el fervor de aquellos que, habiéndolo dejado todo, siguieron a Cristo,


para que manifiesten con su testimonio la vida de la Iglesia.